domingo, 13 de octubre de 2013

OBJETOS PERDIDOS







La definición mas común de perder  es "dejar de tener o no encontrar una cosa que se poseía"; nos pasamos media vida perdiendo y encontrando en el más amplio sentido de la acepción. Ojeando por la red de redes me tropecé con una serie de curiosidades sobre objetos perdidos. Normalmente se pierden los objetos por despiste, prisas,ofuscamiento o simplemente por encontrarse un@ en un estado "alterado" de conciencia.. (lo que mayormente se conoce como estar pedo).

Mención aparte merecen las perdidas más o menos "voluntarias" de objetos poco deseados, donde el inconsciente nos ayuda con cosas que no nos agradaron nunca. Como ese reloj de mesa hortera "Rococó portugués" que alguien con el gusto en las axilas pensó que nos gustaría como regalo.
Buscando en la red de redes aparecen sitios por antonomasia donde perder un objeto es más frecuente de lo normal como taxis, aeropuertos y zonas con mucha afluencia de público.
Lo más común ciertas prendas de vestir y todo tipo de objetos personales más o menos pequeños, carteras, llaveros, móviles etc.
Luego esta lo "otro" eso que nos preguntamos como pestes se puede perder, incluso en algún caso que coño hacia una persona con eso en el momento de perderlo...
La lista es curiosa y extraña y todas las referencias son reales y muchas repetidas....

-Un ataud vacío; fué encontrado junto a una estación de tren, yo digo que la gente es vaga y con tal de no cargar pensaron: que lo entierren sin más que sirve de abono.

 -Alguna iguana, que como es de entender por mucho que le pregunten jamás podrá explicar donde anda el amito...
-Bombonas de butano ¿? ah noo, eso no es un olvido eso es las ganas de soltar peso donde sea y como sea...
-Diamantes, esos tampoco se pierden solos, la historia de como pueden terminar abandonados es más complicada que una comparativa de tarifas de movil.
-Dentaduras postizas, a veces las efusiones amorosas y la entrega a la pasión es lo que tiene, hay gente que besa de verdad...
-Sillas de ruedas, reservadas para el momento milagro en que el usuario se levanta por sus medios y ya no repara ni en donde queda la silla.
-Paquetes y maletas con todo tipo de sustancias estupefacientes, evidentemente no son perdidas eso es el miedo en estado puro..
-la palma se la lleva una "novia". Ocurrió hace pocos días en Alemania, la pareja volvía de luna de miel y la novia quedó olvidada durante dos horas en una gasolinera. El marido dijo que pensó que quedó dormida en el asiento trasero, nunca sabremos si fué eso o que se arrepintió ya desde el primer momento.

-Mención aparte merece otro tipo de perdidas mas inconcretas.


-Perder la cabeza, siempre que no se trate de perder literalmente la parte superior de nuestro cuerpo se entiende por perder el raciocinio normal. No tiene por que ser estrictamente negativo y a veces es hasta saludable, en momentos determinados.

-Perder los papeles, su significado normal es cabrearse; para nuestros gobernantes significa que hay una investigación judicial en la que curiosamente lo único que no se encuentra es lo que el juez reclama.
-Perder la memoria; en el sentido personal todos conocemos su significado. En el sentido global significa olvidarnos de todo aquello que como colectivo no debimos olvidar; por mucho que algunos se empeñen en hacerlo, con la excusa de la "reconciliación nacional" (fácil de pregonar para quien obtuvo una victoria por la fuerza).

En definitiva amig@s voluntaria o involuntariamente podemos permitirnos el lujo de perder muchas cosas o conceptos, pero hay uno que aconsejo no perder ; o si no es posible que sea al menos el último que se pueda perder: "LA DIGNIDAD" el día que te quiten eso ya serás un@ o un ciudadano fantasma.  En tus manos lo dejo, eso por favor que no te lo quiten ni lo pierdas nunca......










2 comentarios:

  1. La dignidad nunca, eso nunca. Totalmente de acuerdo

    ResponderEliminar
  2. al menos Javier es lo último a perder. Desde aquí recomendar a tod@s tu blog http://javiermarcosangulo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar