martes, 19 de marzo de 2013

CARPINTERO MATAFUEGOS

Ha pasado ya tiempo desde que allá por el siglo XVII , alguien creara el cuerpo de "Matafuegos de la Villa" que no eran otra cosa que dos docenas de carpinteros metidos a apagar fuegos con los artilugios de la época. Aquello fué el embrión de los actuales bomberos.
Hoy se les supone valor y coraje suficientes para afrontar grandes y pequeños retos, aunque a veces se les quiera emplear para todo lo que no saben a quien encomendar....
Antes de terminar la FP, Daniel tuvo ese sueño, convertirse en un tipo de esos de casco reluciente,botas y chaquetón pesado. Meses y meses de sacrificios y esfuerzo  lo hicieron realidad.
Poco tiempo pasaba ya desde su salida de la escuela, donde el compañerismo y la lealtad eran lo primero que se aprendía.
Ahora era un novato, un "campana" como les llaman, con valor, buenas intenciones y poca experiencia.
Año y medio no da mucho de sí pero sirve para hacerse una idea de la diferencia entre la realidad y las películas. Gatos que se esconden en lugares imposibles, sotanos-piscina, un panal en lo alto de un tejado....Y como no, fuegos claro, contenedores, papeleras, coches, todo lo que puede arder ....eso vió,  y como no, las descarcelaciones en los accidentes, a los que jamás llega a acostumbrarse...
Tampoco se acostumbra a que las linternas no carguen nunca bien, a usar equipos que ya no revisa ninguna empresa (siempre los recortes) y a tener que multiplicarse cada día más. Ni a los sustos de varios incendios jodidos que ya se comió. 
Ni a unos cuantos equipos de respiración defectuosos amontonados en un rincón desde hace semanas, ah ni tampoco a lo peor...salir corriendo a mitad de la comida...jajja
Pero nada como lo del mes pasado cuando aquel incendio en el centro en el séptimo piso, la escala estaba en revisión (desde hace dos meses¿?)  salieron con la bomba y el viejo coche escala "Magirus" a falta de otra cosa. Gente arriba atrapada y la escalera que no despliega, el sudor,nervios,la voces, las carreras y después de cinco eternos minutos de golpes al cuadro de mando, aquello se puso en marcha..últimamente cuando algo se rompe es para siempre, como dice un jefe de equipo a punto de jubilarse: "volvemos a la epoca de los matafuegos"
¿Como acostumbrarse a esas cosas? El sueño no era como lo pintaron pero las ganas, su vocación como la de sus compañeros. le hacían pasar sobre todas esas pegas que al final se suplían improvisando.
Aquel día algo pasó distinto, sonó la alarma y partieron. Si..efectivamente una puerta blindada, no había que abrirla por que hubiera nadie en peligro, el peligro lo tendrían los de dentro en cuanto ellos echaran la puerta abajo; era el peligro de verse sin techo y sin futuro. Todo el camino sin parar de pensar en aquel tío gallego que sacó el cartel y se negó... tenía un nudo en el estómago como en el peor de los incendios. Cuando llegaron aquello era un hervidero de gente, policías voces, 
Miró despistado, medio ido, el jefe de dotación agarró algo de herramienta y le dió a Daniel una palanqueta , el otro compañero se quedó abajo... arriba más policía, vecinos y el secretario del juzgado.
Dentro de la casa unas voces y gritos que no se le borrarán en mucho tiempo. Le sudaban las manos, el jefe le miraba, él agarrotado, paralizado totalmente, sin soltar palabra... -Vamos chico...le decía...- Tu crees que a mi me gusta esto?
Cuando se preparó para todo esto nunca le dijeron que su labor podría ser dejar a alguien en la calle, creía que le pagaban justo para que la gente no corriera peligro. Estas cosas no las hacían ni los antiguos "matafuegos", soltó la palanqueta y bajó las escaleras ante la mirada atónita de los presentes. Ahora si iba tranquilo, seguro y aliviado de haber cumplido con su deber; no sería él quien abriera esa puerta. 
Tener una sanción después de año y medio de servicio solo sería una pega más, pero siempre era mejor eso que descubrir que uno es "un mandado más" eufemismo en el que se esconde mucha gente para poder dormir tranquilos por las noches....
No tenía la menor duda, sus antepasados, los "matafuegos" estarían muy orgullosos de él....

(dedicado a todos los que se resisten a ser "unos mandados")

No hay comentarios:

Publicar un comentario